Formas y localizaciones de la endometriosis

Los nódulos, injertos o implantes de endometriosis pueden aparecer en múltiples localizaciones, pero sobre todo en la parte baja del abdomen o la cavidad pélvica y sobre los órganos contenidos en ésta. Así, hablamos de:

 

  • Endometriosis genital externa cuando se encuentran afectados los órganos de la cavidad pélvica (ovarios, ligamentos de sujeción del útero, oviductos, peritoneo vesical, saco de Douglas, superficie del útero). Es lo más frecuente.
  • Endometriosis genital interna cuando los injertos de endometrio se encuentran inmersos dentro de la musculatura del útero. También se denomina adenomiosis.
  • Endometriosis extragenital cuando los nódulos de endometriosis se encuentran en la cavidad abdominal o sobre órganos ajenos al aparato reproductor, como la vejiga urinaria, los intestinos, los uréteres, el diafragma, el ombligo o los pulmones. Una forma más severa de la endometriosis extragenital es la endometriosis infiltrativa profunda, donde la endometriosis ya no se limita a la superficie, sino que crece adentrándose en los órganos sobre los que se encuentra localizada, pudiendo llegar a afectar masivamente su función. Los órganos más comúnmente afectados por esta variante son el colon (una parte del intestino grueso), la vejiga urinaria y los uréteres (los conductos que llevan la orina desde los riñones a la vejiga), así como el septo rectovaginal (el espacio que hay entre el recto y la vagina/el útero).

 

Localizaciones frecuentes de la endometriosis (Imagen derivada de: Hic et nunc/CC by-sa)
Localizaciones frecuentes de la endometriosis (Imagen derivada de: Hic et nunc/CC by-sa)

 

Por orden de frecuencia, la endometriosis afecta a los siguientes órganos:

 

quiste de chocolate
Quiste de chocolate cortado por la mitad. A la derecha se ven restos de tejido ovárico. (Imagen: bc the path/CC by-nc)

1. Ovarios: en los ovarios, aparte de que pueden existir implantes de endometriosis superficiales, los nódulos de endometriosis que se encuentran inmersos en el tejido pueden dar lugar a los llamados endometriomas o quistes de chocolate. Éstos quistes están rellenos de sangre procedente del sangrado menstrual del implante de endometriosis (esta sangre se oscurece adoptando un color marrón chocolate, de ahí el nombre). El tamaño de los quistes puede ir desde unos pocos milímetros hasta varios centímetros. Por la presión que ejercen sobre el tejido ovárico a su alrededor y por las adherencias que los suelen acompañar pueden dañar seriamente la estructura del ovario, y por tanto afectar a la fertilidad. La endometriosis ovárica aparece en aproximadamente el 50% de las pacientes con endometriosis.


2. Ligamentos uterinos: son ligamentos que sujetan el útero. Hay varios, y el que con más frecuencia se ve afectado por la endometriosis es el ligamento sacrouterino, que une el cuello del útero con el hueso sacro. El llamado ligamento ancho y el ligamento redondo son más raramente afectados. La endometriosis a nivel de los ligamentos puede causar cicatrices y acortamiento de las mismas, lo que altera la posición normal del útero y limita su motilidad dentro de la cavidad pélvica. El porcentaje de pacientes donde se encuentra la endometriosis en los ligamentos varía del 60% para el sacrouterino hasta solo el 5% para el redondo.

 

Implantes de endometriosis en el saco de Douglas (centro) y en el ligamento sacrouterino (esquina superior derecha)
Implantes de endometriosis en el saco de Douglas (centro) y en el ligamento sacrouterino (esquina superior derecha)

3. Saco de Douglas: así se denomina al espacio que hay entre el recto (la parte final del intestino) y la parte posterior de la pared vaginal. Constituye el punto más bajo de la cavidad pelviana, y está recubierto de peritoneo que se puede ver afectado de endometriosis. Muchas mujeres con endometriosis en el saco de Douglas sufren dolores durante las relaciones sexuales. En casos de endometriosis severa, el saco de Douglas puede obstruirse debido a adherencias. Esto se denomina obliteración del fondo del saco de Douglas y suele venir acompañado de endometriosis infiltrativa intestinal y/o rectovaginal. Aproximadamente el 30% de las pacientes de endometriosis presentan endometriosis en el saco de Douglas.

 

4. Peritoneo: el peritoneo es la membrana que recubre las paredes de la cavidad abdominal (peritoneo parietal) y la mayoría de los órganos (peritoneo visceral). Los injertos de endometriosis se pueden asentar sobre cualquier parte del peritoneo, aunque lo más normal es que lo hagan a nivel de la cavidad pélvica, aunque también se ha descrito endometriosis por ejemplo sobre el diafragma (el músculo que separa el abdomen del tórax). El peritoneo parietal se encuentra muy inervado, por tanto la actividad y el crecimiento de los implantes de endometriosis pueden dar lugar a intenso dolor. Una parte del peritoneo frecuentemente afectada es el llamado peritoneo vesical, que es el que se encuentra recubriendo la parte superior de la vejiga de la orina, así como el llamado perimetrio, que recubre al útero.

 

5. Septo rectovaginal: así se denomina el tejido que hay entre el recto (la parte final del intestino) y la vagina, por debajo del saco de Douglas. La endometriosis en esta localización siempre es infiltrativa, ya que se adentra en el tejido, pudiendo afectar también al recto en sí o a la parte superior de la vagina. En esta localización la endometriosis puede ser especialmente dolorosa y casi siempre viene acompañada de fuerte dolor durante las relaciones sexuales. Para colmo, responde mal a los tratamientos hormonales.

 

6. Intestino: Los injertos de endometriosis se pueden localizar tanto sobre a superficie de los intestinos como adentrándose en ellos en forma de una endometriosis infiltrativa. La endometriosis intestinal suele afectar al recto (en combinación con una endometriosis del septo rectovaginal) y/o al colon sigmoideo, que es la parte del intestino grueso anterior al recto. Además, se puede ver afectado el ciego con el apéndice, dando lugar a síntomas que hacen pensar en una apendicitis. En cambio, una endometriosis a nivel del intestino delgado es muy poco frecuente. La endometriosis intestinal suele venir acompañada de síntomas digestivos como constipación (que puede alternarse con diarreas), dolor al defecar y cólicos intestinales. En el caso de que fuera infiltrativa puede aparecer sangre en las heces. La endometriosis intestinal infiltrativa puede dar lugar a complicaciones como estenosis intestinal (estrechamiento del intestino) que puede llevar, en el peor de los casos, a obstrucción intestinal.

 

7. Oviductos: la endometriosis a nivel de los oviductos (también llamados trompas de Falopio) puede llevar a una pérdida de función de los mismos. Como los oviductos son los tubos por los que un óvulo viaja desde los ovarios hasta el útero y donde ocurre la fecundación, esto afectará negativamente la fertilidad de la mujer. Ojo: la infertilidad debido a la endometriosis no se debe exclusivamente a implantes a nivel de los tubos (de hecho, la endometriosis tubárica es más bien rara), sino que obedece a mecanismos complejos. De hecho, el no tener endometriosis a nivel de los oviductos sino en otras localizaciones no implica que no pueda existir aún así un problema de infertilidad.

 

8. Vejiga urinaria: aparte de la endometriosis superficial localizada sobre el peritoneo vesical, también puede darse endometriosis infiltrativa que se adentra en la misma pared de la vejiga. Si penetra hasta su interior dará lugar a sangre en la orina durante la menstruación. Aparte, puede causar síntomas como dolor o dificultades al orinar, que la a veces se interpretan erróneamente como una cistitis recurrente.

 

9. Uréteres: los uréteres son los conductos que llevan la orina desde los riñones hasta la vejiga urinaria. Una endometriosis a este nivel puede dar lugar a serios complicaciones: si comprime o infiltra a los uréteres, obstruyéndolos, la orina quedara retenida en los riñones que así pueden verse seriamente dañados, dando lugar a una condición llamada hidronefrosis, que puede incluso llevar a la pérdida del riñón afectado.

 

10. Localizaciones extragenitales poco frecuentes: se han descrito nódulos de endometriosis en el ombligo, cicatrices de cirugía abdominal (especialmente de cesárea), e incluso en órganos tan alejados del útero como son los pulmones y la pleura (el tejido que recubre los pulmones), e incluso en el cerebro. Menos la endometriosis en cicatrices, que es más frecuente, son casos excepcionales que se dan en menos del 1% de los pacientes.

 

La adenomiosis

La endometriosis que aparece dentro del miometrio, es decir la capa muscular del útero, se denomina adenomiosis (o endometriosis genital interna). A veces se describe como una enfermedad aparte, aunque realmente se basa en los mismos mecanismos y puede venir acompañada de endometriosis clásica o extragenital.

Consiste en el crecimiento del endometrio, es decir, la mucosa uterina, hacia el grosor del miometrio. La adenomiosis puede aparecer infiltrando el miometrio de forma difusa, o bien en forma de nódulos bien delimitados. El miometrio a la vez reacciona aumentando su grosor, lo que da lugar a un aumento de tamaño de todo el útero o de la zona afectada por la adenomiosis. La adenomiosis puede ser aún más difícil de diagnosticar que la endometriosis en otras localizaciones, y en ocasiones puede confundirse con miomas o fibromas uterinos ( tumores benignos del miometrio) aunque con relativa frecuencia ambas condiciones pueden aparecer juntos.

 

Los síntomas de la adenomiosis son muy parecidos a los de la endometriosis en otras localizaciones. Lo típico es que dé lugar a fuertes dolores durante y en los días anteriores a la menstruación, así como a un sangrado menstrual abundante con coágulos, que puede persistir durante más días de lo normal. También puede causar dolor durante las relaciones sexuales. Es una forma de endometriosis que se suele desarrollar (o empezar a dar problemas) más tarde que la endometriosis extragenital, presentándose sobre todo, pero no exclusivamente, en mujeres alrededor de los 35-40 años de edad.

 

El tratamiento de la adenomiosis es similar al de la endometriosis extragenital, en cuanto a tratamiento hormonal se refiere. Para paliar los síntomas de la adenomiosis, los dispositivos intrauterinos con acción hormonal (como el DIU Mirena®) pueden ser muy efectivos. En ocasiones, nódulos de adenomiosis bien delimitada pueden ser extirpados quirúrgicamente, pero esto puede no ser posible si se trata de una adenomiosis extensa que infiltra al útero de forma difusa. En este caso la histerectomía, es decir, la extracción del útero, puede ser la única forma de tratamiento quirúrgico posible.

Escribir comentario

Comentarios: 21
  • #1

    Rosa Maria (jueves, 19 marzo 2015 17:14)

    Es muy completo el artículo, muchas gracias. Tengo endometriosis y es muy duro cuando el dolor y las múltiples molestias te limitan tanto, que pena que no tenga cura y que no nos entiendan a las que lo sufrimos. Un saludo

  • #2

    martha (miércoles, 20 enero 2016 15:39)

    Tengo dos meses q me dijeron q tengo endometrosis,atrás de la matriz es doloroso por todos los cambios q pasa en tu cuerpo tomando el medicamento q no lo desparece solo lo hace mas pequeño emverdad suerte las mujeres q no lo tienen

  • #3

    gabriela (lunes, 25 enero 2016 14:03)

    Hola, gracias por esta información tan completa. Fui diagnosticada con endometriosis hace varios años atras, me operaron, me disminuyeron los dolores, sin embargo ahora las adherencias se han filtrado en zonas mas dolorosas, y los dolores que siento son muy fuertes. Te indisponen, estoy empezando a limitar mis actividades. Un saludo a todas aquellas mujeres que sufren esta enfermedad.

  • #4

    Socorro Barredo Pech (miércoles, 03 agosto 2016 22:39)

    Así es es una terrible enfermedad solo Dios puede ayudarnos saludos

  • #5

    Teresa (domingo, 21 agosto 2016 18:10)

    Hola. la vedad es que tengo problema para entender mi caso.
    durante todo lo que va de vida, después del desarrollo he sufrido de dolores menstruales. comencé con Miomas antes de tener mi 1er hijo. con la cesárea me realizaron una limpieza, a los tres años me tuvieron que operar nuevamente de miomas, cuando salí embarazada nuevamente ya tenia miomas y se llego a la determinación de hacer histetentomia parcial, nuevamente al pasar 2 años me tuvieron que extirpar las trompas y los ovarios ya que presentaban problemas, casual mente ya pasaron dos años y me informaron que tengo brotes de endometrio en la pared abdominal. por su puesto nunca he dejado de tener dolores de vientre.
    que debo hacer, someterme nuevamente a cirugía?
    gracias

  • #6

    Martha (lunes, 29 agosto 2016 01:26)

    Hola a mi me operaron hace 2 años.Me quitaron trompa y ovario.Hace 6 meses termine el tratamiento con Danazol el cual me hizo sentir mejor.Ahora tengo serios problemas para orinar.Esto no se termina nunca;q enfermedad horrible.Ojala saliera algo q nos y no sintieramos más dolor.Saludos y fuerza.

  • #7

    Yeni (jueves, 08 septiembre 2016 17:21)

    Hola me diagnosticaron un endometrioma de 62 milímetros en el ovario izquierdo... Estoy con muchos dolores en mis geniales para orinar y defecar vomito diarrea náuseas.... La próxima semana me van a extraer el quiste por laparotomía no tengo hijos pero la cirujana me dice que solo extraerá el quiste más no tocará la endometriosis.... Quiero saber si han tenido una experiencia como la mía que me puedan ayudar a aclarar mis dudas

  • #8

    Rous (viernes, 13 enero 2017 01:09)

    Hola yeni ...y estoy sufriendo se los mismos dolores que tu en los genitales y es horrible llevo seis meses asi y aun tengo un estudio pendiente y tal vez una cirugia me gustaria platicar contigo por que yo estoy muy desesperada...me dio gusto leer tu caso

  • #9

    Marcela (viernes, 20 enero 2017 20:03)

    Solo Dios puede entendernos y sanarnos... Tómese de su mano , el quitara todo dolor.

  • #10

    DIANA (viernes, 24 febrero 2017 21:29)

    hola les comento que tengo endometriosis nivel 5 el mas alto, me operaron sin saber que tenia eso fue algo muy traumatico, pero bueno ya paso, estoy con tratamiento dienogest por que danazol ya es un poco viejo, a pesar de ser grado de esterilidad espero tener hijos y el ginecólogo me da esperanzas, espero continuar el tratamiento, ánimo a todas y busquen la mejor asesoría posible y mejoraran sin lugar a duda

  • #11

    KIO (jueves, 02 marzo 2017 06:07)

    Hace 13 años me diagnosticaron endometriosis, me tuvieron con tratamiento por 7 años luego, 6 años despues me acaban de operar para retirar adherencias, es algo dificil de entender. Pido porque esto se investigue más a fondo y se de una cura no puede ser posible que tantas mujeres vivan con esto y en ocasiones a muy temprana edad!

  • #12

    Eva (sábado, 04 marzo 2017 18:05)

    Acabo de ser operada por segunda vez, tengo endometriosis infiltrativa profunda, en vegija, sacó de douglas recto, incluso en mi cicatriz de mi primer operación por endometriosis. Es una enfermedad sumamente extraña y caprichosa. Espero en Dios pronto se encuentre una cura. Y chicas que tienen endo no nos queda de otra que pedir a Dios que nos sane pues es el único que puede hacerlo. Saludos a todas!!

  • #13

    María (miércoles, 29 marzo 2017 18:21)

    Buenas tardes a todas! Soy fisioterapeuta y osteopata y trabajo mucho con temas de ginecologia. La endometriosis es una gran desconocida por mucha gente y todas las que la padeceis unas incomprendidas. Leyendo vuestros comentarios me he decido a escribiros aquí. Me gustaría que supierais que aunque no tenga cura, tiene tratamientos muy efectivos sin medicación y sin cirugías a través de la osteopatía. Os dejo el enlace de la experiencia de esta chica que me gusta mucho como lo explica: https://osteo9.com/tratamiento-de-osteopatia-para-la-endometriosis/ . Animaros a probar!! Siempre con un osteopata que sea fisioterapeuta y se encuentre registrado en el colegio oficial de fisioterapeutas! Ojo! Hay mucho intrusismo laboral. Gracias a todas y mucho ánimo.

  • #14

    Ceci (lunes, 03 abril 2017 18:20)

    La endometriosis se puede confundir con pseudomisioma apendicular ya que son implantes en organos y desestructuración del apendice , saco douglas, recto, intestino,ciego,sigmoide,ovarios

  • #15

    Ceci (lunes, 03 abril 2017 18:26)

    Hola a todas!
    Alguien me puede decir la diferencia entre pseudomixoma apendicular peritoneal y endometriosis. Gracias

  • #16

    criskas (viernes, 28 abril 2017 15:18)

    YENI, YO TAMBIEN ESTOY CON DIARREAS. SE TE PASARON DESPUES E LA OPERACION.

  • #17

    Seidys (martes, 30 mayo 2017 01:01)

    Hola chicas tengo 26 años mi caso es muy triste porque mis problemas empezaron cuando empecé vida sexual a los 24 años y me sientto frustrada porque nunca he tenido penetración plena solo a medias en teoría soy semivirgen ... Hace un año mis dolores han venido aumentando crónicamente sufro muchisisimo he llorado Me siento deprimida porque todos me dicen hipocondríaca! Estoy desesperada porque hace un año el dolor pelvico es faltal hasta el punto de ir seguido a urgencias ! Ya llevo 4 meses en el intento de que me digan que tengo me han hecho ecografías pelvicas me dicen que esta bien exámenes de sangre nada en la orina encontraron sangre y me hicieron ecografías de riñones. No salio nada me hice un examen radiografia lumbosacra y me mandaron para el ortopédico pensando que mi dolor lumbar provenía de la espalda y no! Ahora! Me enviaron con el ginecólogo por que mis dolores podrían ser ginecológicos he leído e investigado de la endometriosis hasta llegar al punto de pedir ayuda a las mujeres que lo padecen mis sintomas de la menstrua son para dejarme postrada encama me da mucha diarrea dolor abdominal izquierdo náuseas dolor de piernas dolor de cabeza muchos cólicos coágulos durante el periodo y es muy irregular lloro porque no puedo orinar me arde mucho! Ustedes creen que me pueden diagnosticar endometriosis severa ? Por favor ayundeme que opinan y que debo hacer estoy muy triste

  • #18

    Fanny (sábado, 01 julio 2017 18:17)

    Solo Dios puede ayudarnos yo e sido operada 4 veces mioma endometriosi en vejiga y haora tengo un quiste ovarico de aproximadamente 8 centímetro ya estoy traumada no quisiera someterme a más operaciones y estos terrible dolores k no paran Mi Dios tengo esperanza de alguna cura pasa tu mano danadora a todas la k sufrimos de este terrible mal ��

  • #19

    Lili (lunes, 03 julio 2017 01:27)

    Seidys eres muy joven es posible que puedas padecer esa terrible enfermedad, pero si hay q consultar un especialista, lamentablemente no se toma mucho aprecio a nuestros sintomas y solo dan medicamento para colitis-gastritis, yo creo estarla padeciendo desde la misma edad que tú ahora tengo 41 años, tuve una cirigía por quistes ovaricos y mioma en la matriz como a los 29 años, tardé 9 años en embarazarme, tuve a mi niña a los 37 por césarea y al poco tiempo empecé co dolores intensos ya no solo en la mestruación, después de ir con un médico y con otro, al fin me han dicho de mi problema, el cual es endometriosis infiltrativa profunda y seré sometida a cirugía nuevamente, la diferencia es q un doctor solo me dijo de un quiste y endonetriosis, en el caso de q él me hubiese operado, no me hubiese quitado el problema de fondo, fui con un radiologo especialista y me dio un resultado más específico de mi problema, y además no me opera el ginecologo q me atendió y me pidió ese estudio, si no q me canaliza con un laparacopista especializado en endometriosis infiltrativa profunda, no se queden con un solo diagnóstico x q muchas veces hasta les retiran el utero y ovarios y el problema sigue, mi ginecologo me dio esperanzas de buscar otro bebé, si es posible lo intentaré y si no pues ya al menos tengo a mi chiquita, también me dijeron que existe un aparato que se infiltra como el DIU que libera pequeñas dosis de estrogeno me parece que incluso puede evitar la regla, que es la q alimenta la endometriosis, así que ánimo chicas a buscar la mejor alternativa, suerte!!

  • #20

    Sonia (lunes, 20 noviembre 2017 10:12)

    Desde hace 4 años (tengo 34) estoy completamente incapacitada (con muletas para desplazarme en la calle) debido a una espondiloartritis con horribles dolores en la espalda, ingle, cadera y sacroiliacas (he estado en tratamiento con tres Anti-TNF, metrotexato..) y en 2015 tras una laparoscopia para quitarme un quiste de 6 cm en el ovario izquierdo, también tuvieron que extirpar mioma y cauterizar implantes endometriosicos en fosilla ovárica: desde siempre he sufrido los síntomas que todas conocemos de la endometriosis pero no había sido diagnosticada ya qué ningún médico le dio importancia a los mismos, y de hecho tras la operación ahí se quedó la cosa.
    Al inicio de ser tratada por mi reumatologo me puso a dieta sin gluten y sin lactosa (posteriormente sin ningún cereal y en general sin ningún lacteo) debido a los enormes cólicos y otros síntomas que sufría desde pequeñita y que, nuevamente, nadie dio importancia (lo achacaban todo a los nervios, a que somatizaba..), encontrando una clara mejoría a los problemas digestivos y en lo referente a las migrañas pero no al resto de síntomas.
    Ante la falta de respuesta a los tratamientos sumados a los severos efectos secundarios) y al empeorar los síntomas, decidió derivarme a ginecología para realizarme otra laparoscopia y ver si había más implantes que impidiesen que las zonas afectadas se desinflaman.
    Los especialistas consultados se negaron rotundamente a realizar la operación ya que dijeron que en pacientes con endometriosis es la última opción a valorar dado el riesgo y complicaciones que conlleva la misma pues realmente "no saben" lo que se van a encontrar hasta que no abren (con endo sabemos como entramos a quirófano pero no como salimos..�). Por el contrario me realice una RM con doble gel y contraste abdominopelvica para descartar una endo profunda (que fue descartada en la actualidad�), visualizándose en ella leve fibrosis de los ligamentos uterosacros y adenomiosis. Nuestra duda es que nuevamente se ha quedado ahí la cosa, ya que como no me pueden enviar cualquier pastilla (sufri trombro en vena cava el 2012), han dicho que mientras que yo soporte los dolores relacionados con la endo que nos centremos en intentar mejorar los síntomas reumatologicos, aunque también me ofrecieron, como tratamiento paralelo pero sin garantias, tomar unas pastillas para provocarme la menopausia " temporal" por si, por casualidad, pudiera mejorar algo (tb nos ofrecieron la opción de un posible embarazo porque dicen podrían quizás mejorar los síntomas, pero por supuesto, lo descartamos rotundamente dado mi estado y todo lo que me estoy tomando para los dolores)...

    El caso es que estamos preocupados y desespeeados, porque la situación no mejora y estamos básicamente como al principio:dando tumbos de especialista en especialista, y sin tener claro muy bien que quieren hacer conmigo, y encima, sin tener claro si realmente debiéramos o no ( es lo que dijeron), prestar atención a mi adenomiosis ¿deberiamos?..
    Eso sí, mientras tanto la sonrisa siempre tiene que estar dibujada en nuestras caras ya que en cierto modo nos empuja a sobrellevar la situación y ser positivos, pero tampoco ningún especialista ha caído en la cuenta que muchas veces las sonrisas terminan pesando demasiado y hace falta la ayuda de algún resultado para seguir ayudando a mantener la...

  • #21

    Ady (miércoles, 11 julio 2018 19:14)

    Hola yo sufro de Dolores desde que comenzo mi regal a los 14. E consultado por lo menos 15 ginecologos. me diagnosticaron endometriosis y ademniosis mi ginecologo me aplico una inyeccion de hormonas para disminuir los síntomas pero en vez de ayudarme casi me mata ya que me provoco más emorragias estuve en el hospital 12 días con mi nivel de glóbulos rojos a 3.0. Cuando lo normal es arriba de 13 me cerraron la arteria principal que va al utero para parar la hemorragia el Dr me dijo que ya casi no iva a sangrar. Y al no haber sangrado no iva a aver dolor........ mentiras ya an pasado 4 años y los dolores se an echo peor. Solo Dios. Puede ayudarnos deseo de todo corazón que todas podamos aprender a sobrellevar los síntomas y el terrible dolor ya que esta enfermedad no tiene cura